Surada – Boletín de las VI Jornadas regionales Patagónicas del IOM2 – VII

A dos meses de las VI Jornadas Regionales del IOM2 Patagonia, sopla un viento imprevisto en Ushuaia. Los invitamos a Surada#7.

Compartimos la entrevista que nos concediera Gustavo Sobel, Miembro de la EOL y de la AMP e Interlocutor de la Delegación Río Gallegos, con motivo de las próximas jornadas patagónicas. Gracias Gustavo!

José Luis Tuñón, de la Delegación Comodoro Rivadavia, es el autor de estas líneas que nos hacen pensar sobre el psicoanálisis y sus posibilidades de incidir en los discursos que nos rodean.

INCIDENCIAS

Estas sextas Jornadas del IOM2 en la Patagonia nos proponen revisar la incidencia de la práctica analítica en los campos donde solía hacerlo: el síntoma, el cuerpo y los discursos. Se trata de una preocupación frecuente entre los practicantes del psicoanálisis, ya que este, nació en circunstancias históricas muy precisas que hace necesario revisar cada tanto la actualidad de su influencia.

No hay dificultad en aceptar que el psicoanálisis incide en el sínto-ma. Las extensas colecciones de casos que estudiamos en su singu-laridad dan cuenta suficiente de la influencia sobre él, lo cual, por otra parte, es su razón de ser. Y si incide sobre el síntoma también lo hace sobre el cuerpo, y más desde que lo consideramos como un acontecimiento del mismo. Sin embargo no está clara su inciden-cia actual sobre los discursos. Y en tanto su incidencia llega a través de la palabra, es preocupante perder de vista si incide o no en ellos.

Hoy la hegemonía la detenta el discurso de la universidad, donde la incidencia se diluye en la condición misma de este discurso, que es la de desentenderse de los efectos de lo que produce. Como el saber por sí mismo no hace práctica, este saber se acumula como saber experto pero impotente para incidir en los asuntos que trata. El resultado es ese clima de desorientación ante las exigencias comunes de la vida, mientras que pululan los expertos en técnicas para dominarlas. Podrían verse allí condiciones para incidir, pero es dudoso, porque el saber experto desaloja al único saber que sirve: el que se mide con las consecuencias de lo que hace. La incidencia aquí requiere encontrar las artes para cuestionar la pretensión de dominio que subyace a la ilusión de un saber garantizado. Quizás la incidencia del analista ayude a que alguien tolere las preguntas antes de exigir respuestas. Aunque este discurso produce desorientados en tal escala que la dedicación al caso por caso parece insignificante.

Tal vez haya más posibilidades de incidir en el discurso del amo moderno, ya que este discurso todavía regula amplios segmentos de la vida en común y la mayor parte de las personas con poder de decisión se reclutan en su ámbito. (Y también los candidatos a psicoanalistas.) Todavía sabemos cómo afectar a estos sujetos en su responsabilidad por el goce.

Dejo para el final el Discurso de la Histeria que ha sido el vecino sobre el que más incidencia hemos tenido por la proximidad de sus términos. Pero, en el plano de lo colectivo, hoy por hoy, la histeria no espera mucho de nosotros. Cree que encontró la solución a su pregunta en la respuesta anticipada del paradigma de los derechos. Y como derecho y poder se oponen, también encuentra la impotencia que alienta su pregunta. Sin embargo este discurso tiene mucha incidencia en la agenda pública, especialmente a partir de los movimientos que cuestionan el semblante de objeto, por ejemplo el que soportan las mujeres. Aquí para incidir habría que revisar el modo en que decimos – hoy – algunos conceptos que en su momento influyeron mucho en la génesis de estos movimientos.

Pero lo peor que puede pasar es dar por descontada la incidencia identificándo-nos al decir autosustentable que prolifera en cualquier comunidad y también en las nuestras, especialmente cuando al Real a constatar en cada experiencia analí-tica, y al que llamamos ausencia de relación sexual, lo queremos hacer valer como una respuesta anticipada a cualquier pregunta, y así no vale más que cualquiera de los enunciados ideológicos que suponen el goce del Otro.

José Luis Tuñón

IOM2 Comodoro Rivadavia

El arte de la surada:

La serie de fotografías que acompaña esta edición propone posta-les diferentes de la ciudad, desde la mirada de quien la habita y la recorre todos los días. Pertenecen a la obra “Desde aquí” de Izhar Gómez, fotógrafo que reside en la ciudad de Ushuaia desde hace tres años.

 

Presentación de trabajos:

Los trabajos deberán ser enviados a la casilla jornadaspatagonicasushuaia@gmail.com y tendrán un máximo 3500 caracteres con espacios. La fecha límite para el envío de los trabajos completos es el 31 de agosto.

Inscripción:

A partir del mes de julio, $ 2800 en un pago o tres cuotas. Transferencia bancaria a la Caja de Ahorros 228-339259/5; Titulares Carraro Marina Rosa / Palotta Laura Cecilia; CUIT 27184347429; CBU 2680022811000005427790.

Enviar el comprobante de depósito o transferencia bancaria a la casilla:

jornadaspatagonicasush.pagos@gmail.com

Comisión de gestión local:

Amparo Barrionuevo, Verónica Baucero, Dante Baldi, Lucía Benchimol, Martín Cabrera, Micaela Cachenaut, Marina Carraro, Silvia Pichi Ferraroti, Gladis Frías, Alba Godoy, Mónica Issa, Marina Lareo, Valentina Minieri, Enrique Ortiz, Federico Oyola, Constanza Padilla, Laura Palotta, Pablo Polizzi, Jorge Rivadeneira, José Rodríguez.